¿Que es eso de la identidad digital o identidad 2.0?

Según Aparici, R. y Osuna Acedo, S. (2013) la identidad digital es «todo lo que manifestamos en el ciberespacio e incluye tanto nuestras actuaciones como la forma en la que nos perciben los demás en la red».

En su artículo publicado en la revista Mediterránea de Comunicación, estos autores afirman que «la Web 2.0, en general, y las redes sociales, en particular, son los escenarios adecuados para la participación que ponen en juego los principios de la inteligencia colectiva, la intercreatividad y la arquitectura de la participación.

Cuida de tu Identidad digital.

¿Como quieres ser visto? Cuida de tu Identidad digital.

En este escenario de la Web 2.0 se construye un ecosistema infocomunicativo que modifica todas las reglas tradicionales sobre audiencias. ¿Qué tipo de público son los públicos de la participación? ¿Qué tipo de interacciones establecen entre sí? ¿Cómo se participa y qué calidad de participación se establece?

La ciudadanía, para Manuel  Castells (1998) es una gran mente interactuante o una webactora en términos de Pisani y Piotet (2009) con capacidad para crear dentro del espacio digital su propia información y su propio estilo comunicativo. Esta ciudadanía digital participa en los escenarios virtuales dejando su huella y su rastro a modo de identidad digital.

La cultura de la participación implica relaciones que permiten compartir, resolver problemas, desarrollar tareas, construir conjuntamente conocimiento y desarrollar canales de comunicación dinámicos. Esta cultura de la participación aplicada a contextos educativos permite crear oportunidades de aprendizaje y diversificar en los social media un mayor poder de la ciudadanía como usuaria digital.

La identidad digital y el personal branding

Eres, en tu identidad digital, tu avatar

Eres, en cierto modo, tu avatar

Nuestra huella digital va formando la percepción que los demás tienen de nuestra identidad. El como nos ven depende de la información que tienen sobre nosotros.

Las conversaciones que tenemos en las redes sociales, las imágenes que compartimos, son conceptos que va asociando a nuestra marca personal. ¿Blanco y en botella? Pues debe ser leche.

Es importante, por lo tanto, tener presente esta realidad. Las nuevas tecnologías nos permiten llegar a conocer a mucha más gente. Podemos entrar en conversaciones en las que, en circunstancias tradicionales, no hubiésemos sido invitados.

[Tweet «¿Irías a una fiesta en pijama? ¿A que no? Pues cuida también tu Identidad digital»]

Siempre ha sido importante cuidar lo que mostramos en público. Cuidar del «qué dirán», del honor y de la imagen personal es imprescindible. Hoy, cuando nuestra vida profesional depende de la evaluación que nuestro contratador haga de nuestra identidad digital, aún lo es más.

Hay que ser uno mismo.

Pero hay que ser consciente de que lo que hacemos, decimos o mostramos queda registrado. Para siempre.