Los parados mayores de 55 años son un grave problema para la economía española. Un grave problema del que muy pocos hablan.
Y es que el número de este tipo de desempleados se ha disparado un 322% desde el año 2007.

Ya son 580.130 las personas mayores de 55 desempleadas en 2016, según denunció UGT durante la presentación del informe ‘Mayores de 55 años en el mercado de trabajo español’.

Son 442.200 las personas que superan los 55 años y están en situación de desempleo  de larga duración.

Parados mayores de 55 años

Los parados mayores de 55 años se apoyan en la familia

Y 370.000 de ellos llevan más de dos años sin encontrar empleo. Este colectivo alcanzó el 50,8% en 2007 y se elevó hasta el 76,2% en 2016.

Esta situación de desempleo de larga duración en los mayores de 55 años está afectando «negativamente» a su pensión. Y es que esto se traduce en una minoración de la cuantía en hasta un 40%, según el informe de UGT.

¿Emprender es la solución
para los parados mayores de 55 años?

Mayores de 55

Experiencia, talento y madurez

Mucho talento es el que acumulan los parados mayores de 55 años. Mucho saber hacer, porque la experiencia es un grado.

Y, sin embargo, no todas las personas están en disposición de emprender. Para emprender hacen falta muchos recursos y no sólo el talento.

Además, no todo el mundo tiene un proyecto emprendedor.

El emprendimiento es cosa de jóvenes. O eso parece por los datos disponibles.

¿Cual es el problema?

Quizá que los prejuicios de los jóvenes emprendedores, en muchos casos, les llevan a descartar el talento de los mayores de 55 años.

Pueden temer que una persona mayor no encaje en el equipo. Quizá no se vean capaces de dirigir a alguien con mayor experiencia.

En nuestra opinión, los equipos más heterogéneos son los más creativos y eficientes.

¿Un consejo?

Incorpora el talento de los parados mayores de 55 años a tu proyecto emprendedor. Te sorprenderán los resultados.

[Tweet «Necesitamos una solución para los parados mayores de 55 años en España.»]