Con la técnica de los seis sombreros para pensar se identifican seis formas de pensar diferentes:

Ideas creativas

Ideas creativas

  1. Neutralidad (Blanco) Considerando puramente qué información está disponible, ¿Hechos?
  2. Sentimiento (Rojo) Reacciones viscerales instintivas o declaraciones emocionales (pero ninguna justificación)
  3. Juicio negativo (Negro) Lógica aplicada a identificar defectos o barreras, buscando «lo que no casa».
  4. Juicio positivo (Amarillo) Lógica aplicada a identificar beneficios, buscando armonía.
  5. Pensamiento creativo (Verde) Informaciones de provocación e investigación, viendo a dónde nos lleva un pensamiento.
  6. Proceso de control (Azul) Pensando sobre el pensar. Es el que controla al resto de sombreros; controla los tiempos y el orden de los mismos.

Una técnica de estimulación creativa

En muchas ocasiones nuestro pensamiento es lineal, narrativo. Vamos de una causa su consecuencia y de esta, al siguiente paso. Es difícil salirse del camino trazado por nuestros prejuicios y por la información disponible.

Por eso la técnica de los seis sombreros para pensar nos permite salir de ese proceso vicioso, en función del «sombrero» que nos coloquemos:

  • Sombrero blanco: con este sombrero puesto deberíamos presentar datos de la manera más objetiva y neutral posible.
  • El sombrero rojo: nos permite expresar nuestros sentimientos, sin necesidad de justificación.
  • Sombrero negro: su finalidad es la de ser críticos de una manera negativa y pensar por qué algo no podría salir bien.
  • El sombrero amarillo: al contrario que el sombrero negro, el sombrero amarillo nos empuja a buscar los aspectos positivos sobre un determinado aspecto
  • Sombrero verde: abre las posibilidades creativas y está íntimamente relacionado con su idea de pensamiento lateral o divergente
  • Y el sombrero azul: es el que controla al resto de sombreros; controla los tiempos y el orden de los mismos.

Seis sombreros para pensar en grupo

El Brainstorming es, quizá, la técnica más antigua para generar ideas creativas. Su creador, el publicista Alex Osborn, lo propuso en su libro Applied Ideation and Design Thinking (1954).

En una sesión de brainstorming, la técnica de los Seis sombreros para pensar asigna responsabilidades a cada miembro, obligando a que esa persona piense de una determinada forma. Y así el problema analizado se contempla en todas sus facetas. Además se tienen en cuenta las consecuencias de cada una de las posibles soluciones.

Y un grupo siempre es más creativo que una única persona.

Los seis sombreros de pensar.

Los seis sombreros de pensar. Imagen tomada de Laboratorio Eureka

 

Fuentes y referencias:

De Bono, E. (1988). Seis sombreros para pensar. Ediciones Granica SA.

Osborn, A. (2013). Applied Imagination-Principles and Procedures of Creative Writing. Read Books Ltd.