El proteccionismo es ahora más probable que nunca.

La llegada de Trump a la Casa Blanca ha confirmado las expectativas de un incremento del proteccionismo en EEUU. Y, como reacción, es de esperar una tendencia a la protección de sus mercados en el resto del mundo.

Habrá que esperar los resultados de las elecciones en varios países. El populismo de Marie Le Pen y otros líderes europeos es una amenaza añadida a las posibilidades de exportación de las empresas españolas.  Los primeros síntomas de esta tendencia al proteccionismo se han hecho evidentes con los recientes ataques a los camiones con vino al llegar a Francia.

El proteccionismo es, en opinión de muchos economistas, una forma de retener un mercado cautivo. Son las empresas de esa nación las que se benefician de un cierre de fronteras. Y son los ciudadanos los que sufren las consecuencias de una competencia menor. Una disminución de la competencia siempre incrementa la posibilidad de una subida de los precios.

[Tweet «Un mercado cerrado es un mercado cautivo de las empresas locales.»]

La globalización es acusada de la destrucción de puestos de trabajo locales.Especialistas en Investigación de Mercados, en marketing

Y se culpa de ello a la acción de las multinacionales extranjeras. Aunque esto es un análisis muy simplista, es un discurso que ha calado en las castigadas clases medias europeas y norteamericanas.

El Brexit ha abierto una brecha en la estabilidad de Europa. Ha intensificado el debate separatista y alentado el antiguo discurso de la lucha de clases.

El libre comercio está en un entredicho y China se presenta como su defensor. Que sea un dirigente comunista quien defienda el libre comercio frente al proteccionismo es una de las grandes paradojas que estamos viviendo en estos momentos.

En general, los dirigentes mundiales reunidos en DAVOS fueron más optimistas que el año pasado. Lagarde opinó que la coyuntura «pinta mejor que en los últimos años». Por ello el Foro ha revisado al alza algunas de sus previsiones.

El proteccionismo y la industria 4.0

Marketing Online profesional en Zaragoza, diseño web, ecommerce y redes sociales, servicios a empresas y negocios en MarketReal ConsultoresDavos, por otra parte, ha alertado del impacto que puede tener la cuarta revolución industrial en el empleo. El año pasado expuso en sus conclusiones que 5 millones de empleos serán destruidos hasta 2020 por la digitalización.

Es este cambio en la forma de gestionar las empresas el que está marcando el rumbo de la economía y de la evolución del empleo. El reto es conseguir las ventajas de la industria 4.0 en la creación de valor y, al mismo tiempo, encontrar nichos de empleo que permitan a los ciudadanos su desarrollo personal.

Los gobiernos han de encontrar el equilibrio legislativo que permita en reparto de la riqueza. Sin proteccionismos que colapsen la economía.

Es hora de poner a prueba la capacidad de la Responsabilidad Social Corporativa
y la capacidad de los empresarios para domar el dragón.