El marketing no hace milagros.

Milagros de marketing onlinePuede que lo parezca, pero hacer milagros no está entre las funciones del área de marketing de una empresa, por muy bueno que sea el equipo profesional.

El departamento de marketing de la empresa, la agencia de publicidad o la consultoría de marketing a la que se encarga un objetivo se encuentra, en demasiados casos, con un reto casi imposible de cumplir.

Creo que el desconocimiento de que es lo qué hacemos los que hacemos marketing es la causa de que se formen falsas expectativas a la hora de planificar una campaña o de contratar servicios como los que ofrecemos en MarketReal

Pondremos algunos ejemplos, si os parece.

Primer milagro: Cosechar sin sembrar.

Aumentar la notoriedad de marca, conseguir seguidores en las redes sociales o llevar a los clientes hasta la puerta de un comercio, es imposible sin presupuesto.

Si quieres que los clientes pasen con frecuencia por delante de la tienda, tienes dos opciones:

Ideas frescas para crear la imagen de la empresa

  1. Poner la tienda en las calles por donde más gente pasa: invierte en distribución, en un buen local.
  2. Tener una presencia relevante en los medios de comunicación: invierte en publicidad en todo tipo de medios (prensa, radio, televisión, redes sociales…etc). El alcance pagado es muy superior al orgánico en las redes sociales, por ejemplo.

Los españoles se fían de Facebook, YouTube y Twitter para informarse antes de comprar y esa es una baza que tu empresa deberá considerar. Sembrar en la presencia online de tu empresa te permitirá cosechar buenos resultados. Para ello hay que tener una buena estrategia que integre estos nuevos entornos con el resto de medios y, además, ponerla en marcha con profesionalidad.

Las redes sociales son empresas privadas, no nos engañemos. Como cualquier otro medio de comunicación privado, dependen de los ingresos por publicidad de los anunciantes. Una vez han conseguido tener audiencia, todas ellas están dando preferencia a los contenidos pagados de calidad y que aporten valor para el usuario. Se necesita un buen equipo publicista para crear ese tipo de comunicación comercial, no un informático.

[Tweet «Ha cambiado la forma de hacer publicidad, pero sigue siendo necesario pagar por emitirla.»]

Creación de empresas

Todo preparado para vender.

Segundo milagro: Viajar en el tiempo.

Si quieres vender hoy deberás encargar todo lo necesario con tiempo suficiente. Un buen trabajo no se improvisa.

¿Se puede acelerar la preparación de una campaña publicitaria o de ventas? ¿Se puede conseguir resultados al poco tiempo de haberla puesto en marcha?

Claro que si. Aumenta tu inversión y así se puede contratar un equipo mayor de profesionales y comprar los mejores espacios en los medios. En marketing hablamos de penetración rápida o lenta en un mercado en función de la inversión en comunicación que la empresa efectúe.

Tercer milagro: Convertir panes en peces.

Si el producto o servicio que el anunciante ofrece al mercado es malo, es malo. Publicitarlo como bueno sólo aumentará las expectativas del cliente y, por lo tanto, la sensación de frustración cuando compre.

El marketing, la investigación de mercados, puede averiguar qué es lo que busca un cliente para que la empresa fabrique su producto con esas características. Y la publicidad puede explicar al cliente aquellas características que el producto o servicio tiene y por las que disfrutará con su compra, por las que le será de utilidad.

Podemos conseguir que un cliente desee un producto o servicio, siempre que emitamos mensajes creíbles. Sabemos que el cliente no es tonto y que, hoy más que nunca, dispone de mucha información.

Hacer milagros no es necesario. Sólo hacer un buen trabajo.