2015 terminó con 50.000 nuevos autónomos.

Con un crecimiento de la economía mayor del 3%, se aprobaron 18 medidas a favor de los autónomos como, por ejemplo, la posibilidad de cobrar el paro durante nueve meses al mismo tiempo que se desarrolla una actividad por cuenta propia.

La tarifa plana para nuevos autónomos es la bonificación más llamativa, aprobada mediante el Real Decreto – Ley, 4/2013 

La cuota de 50 euros al mes se aprobó, inicialmente, sólo para jóvenes  menores de 30 años. Pero, ante las presiones desde diferentes asociaciones, se amplió a mayores de 30 años unos meses con la aprobación en septiembre de 2013 de la Ley de Emprendedores.

Los requisitos principales a cumplir son:

  1. No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.
  2. No emplear trabajadores por cuenta ajena, requisito que desaparece con la entrada en vigor el 10 de octubre de 2015 de la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social.
  3. No ser administrador de ninguna sociedad.
Entre los nuevos autónomos, un 42% son mujeres

Entre los nuevos autónomos, un 42% son mujeres

El año pasado la Seguridad Social sumó 39.219 nuevos autónomos, un 1,3% más que en 2014. De estos nuevos autónomos, 16.599 son mujeres, lo que se traduce en un 42,3% del total de nuevos autónomos.

A pesar de este buen dato, según el informe elaborado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) con motivo del Día Internacional de la Mujer, el peso de la mujer autónoma en España es aún inferior al de los hombres, ya que representan el 35,2% del total de autónomos.

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, declaró que:

“Necesitamos estabilidad política y responsabilidad, apostar por el empleo, el emprendimiento, el empleo estable, la reducción de cargas y trámites, la reducción de la presión fiscal y combatir la economía sumergida y la morosidad.

Además, necesitamos valentía a la hora de seguir apostando por los autónomos y así facilitarles su día a día, eliminando trabas y pagando las cuotas ajustadas al trabajo real de los autónomos”.

En 2016, los empresarios y trabajadores autónomos reclaman cambios, entre los que destacan:

  • Ajustar las cuotas de cotización en función de los ingresos.
  • Alta o baja en cualquier momento, evitando pagar el mes completo.
  • Favorecer el emprendimiento y el trabajo por cuenta propia mediante un aumento de seis meses a un año del periodo de la tarifa plana de la cotización a la seguridad social al que se puedan acoger también los autónomos societarios.
  • Una ayuda de 426 euros, durante seis meses para los autónomos que hayan agotado la prestación por cese de actividad.
  • Aprobación de una deducción fiscal del IRPF de hasta 300 euros por gastos de educación, sanidad o rehabilitación del hogar.
  • Disminuir el IVA de aquellas actividades que se aumentó.
  • Terminar con la morosidad: Recargo de un 20% automático y no negociable para aquellos que se retrasen en el pago de una factura, independientemente de que se trate de un empresario privado o de una entidad pública.

Necesitamos nuevos autónomos, nuevos empresarios, si queremos resolver la lacra del desempleo en España.

[Tweet «Uno de cada tres autónomos en #España es mujer.»]