Celebramos el Día de la Mujer.

La tragedia que marco el inicio del Día de la Mujer Trabajadora.

Portada de la revista Life con la noticia del incendio de la fábrica en 1911.

Hasta hace muy poco tiempo, hablábamos del Día de la Mujer Trabajadora.

Sin embargo hoy en día somos conscientes de que las injusticias que sufren muchas mujeres en el mundo no ocurren únicamente en el entorno laboral.

El 8 de marzo -declarado oficialmente por la ONU en 1975- se reivindica  la igualdad completa de derechos de todas las mujeres en el mundo.

Es una jornada en la que, entre otros sucesos, recordamos el terrible suceso se produjo el 25 de marzo de 1911: el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York. Cuando comenzó el incendio en la octava planta de su edificio de Nueva York las puertas cerradas sellaron el destino de las trabajadoras. En tan solo treinta minutos murieron 146 trabajadores, 140 de los cuales eran mujeres.

A principios del siglo XX las cosas empezaron a cambiar.

Mujeres en el laboratorio

El Laboratorio Foster de la Residencia de Señoritas, España 1910.

Por ejemplo, en la España de 1910 Alfonso XIII autorizó que las mujeres españolas realizaran estudios superiores.

La orden dictada establecía que se concedieran «sin necesidad de consultar a la Superioridad, las inscripciones de matrícula en enseñanza oficial o no oficial solicitadas por las mujeres». (Visto en Los Portadores de Sueños)

Mucho ha llovido desde entonces y en Europa ya sería impensable una discriminación tan lacerante para la mujer trabajadora.

Ahora estamos avanzando en romper el techo de cristal para que las mujeres de valía sean tan capaces de llegar a puestos ejecutivos como los varones.

Christine Lagarde ha puesto de manifiesto que las brechas de género continúan instaladas en el mercado laboral europeo y, sin embargo, está demostrado que «Contar con un mayor número de mujeres en la fuerza laboral contribuye a una mayor diversidad en los niveles superiores de la escala corporativa y a un mejor desempeño de las empresas» (Fuente. ABC)

El FMI afirma, tras un reciente estudio, que «existe un sólido vínculo positivo entre la diversidad de género en los altos cargos de empresas y el desempeño financiero corporativo».

La mujer trabajadora en Aragón

En Aragón, la tasa de paro es del 19,9% en las mujeres y del 13,3% en los hombres, siendo del 12,9% en mujeres con estudios superiores y del 6,5% en hombres con este mismo nivel de estudios, según publica el Instituto Aragonés de Estadística, organismo adscrito al Departamento de Economía, Industria y Empleo. La brecha salarial es un 27,5%.

En MarketReal estamos convencidos de que la capacidad personal para dirigir una empresa, para liderar un equipo, no depende del género. Por eso nuestras directivas están en la asociación Directivas de Aragón y hemos suscrito el convenio +Directivas y el código Ético de la Asociación de Marketing de España.

[Tweet «Aún queda mucho que hacer para conseguir la igualdad de oportunidades para la mujer en el mundo.»]