Publicidad intrusiva es publicidad negativa.

Una campaña publicitaria puede tener muchos objetivos: vender, posicionar, incrementar la notoriedad de marca…etc. Lo que nunca se pretende es, evidentemente, conseguir que el potencial cliente odie nuestra marca, que la considere molesta.

Cabrear a un cliente nunca es el objetivo de la publicidad.

Por eso llama la atención la saturación actual en los medios digitales de comunicación, mucho mayor que la que se observa en los medios tradicionales, en la prensa papel de estas mismas cabeceras.

¿Es que no venden suficiente publicidad para prensa papel y están «colocando» a sus clientes la publicidad digital con calzador?

Ni los medios de comunicación ni muchas agencias de publicidad parecen haber comprendido la nueva realidad de la publicidad. Un reciente estudio de IAB España demuestra que los usuarios perciben que la publicidad digital impide acceder al contenido de los medios online. Se consideran saturados y, por lo tanto, menos interesantes.

Los formatos pop up y los vídeos de reproducción automática son los formatos de publicidad digital más molestos. Sin embargo, los contenidos patrocinados y los textos o imágenes al pie de un artículo no son percibidos como publicidad intrusiva.

La percepción de nuestra campaña como publicidad intrusiva depende de los formatos utilizados por el publicista.

La percepción de nuestra campaña como publicidad intrusiva depende de los formatos utilizados por el publicista.

El dispositivo en el que se percibe la publicidad digital como publicidad intrusiva es el móvil (62%), seguido del ordenador portátil (35%). Diseñamos las web pensando en el movil y no somos capaces, por lo visto, de diseñar buena publicidad para este medio.

[Tweet «El 26% de los internautas (5.6 M) bloquean la #publicidad en España.»]

No todo está perdido: el 66% de los usuarios de adblockers declaran que si se aplicaran mejoras en la forma de mostrar la publicidad online se plantearían dejar de utilizarlos.

Demos al usuario lo que quiere. Hagamos publicidad digital eficaz y consigamos que nuestros anunciantes consigan sus resultados. Pongamos la creatividad en marcha incluso en nuestro plan de medios.

Ese es el reto.