Un negocio local
¿debería tener un plan de marketing?

Pequeños negocios, despachos profesionales y comercios locales compiten en el mismo mercado que las grandes empresas.

Plan de marketing

Plan de marketing. la guia para avanzar en un negocio.

Esto, que debería ser evidente ya que es una verdad de perogrullo, parece que no se tiene en cuenta. Y así debería ser a la hora de emprender un negocio o de plantear una campaña de publicidad.

Un negocio local está en la misma calle que sus competidores o, al menos, en la misma ciudad. Al cliente le cuesta el mismo esfuerzo entrar en esta puerta o en la siguiente, tomar un autobús o un tranvía.

Al cliente le da lo mismo andar dos pasos más. Pero tiene que querer andar, tiene que encontrar un motivo para entrar en una determinada tienda. O para pedir cita con determinado profesional.

Un empresario tiene que ser consciente de que debe ofrecer algo especial a sus potenciales clientes. Y un emprendedor que abre una puerta al público es un empresario.

Tiene que enamorar y conseguir ser recordado de forma que, cuando se presente la ocasión de compra, el cliente recuerde donde estás, cómo te llamas y porqué eres la mejor opción para conseguir lo que desea. Y esto no se improvisa.

Hay que invertir y hay que comunicar.

Se necesita un plan de marketing que ordene las decisiones aprovechando todos los recursos de la empresa y las oportunidades que se le presentan. Un plan de marketing que consiga no gastar más de la cuenta en publicidad, para que los comerciales sepan cual es el argumentario de ventas más adecuado, para comprar aquello que realmente se va a vender (y no quedarse con stock en el almacén criando telarañas).

Un plan de marketing que nos guía en nuestro día a día en nuestro camino hacia el éxito, que nos ayude a tener la perspectiva necesaria.

Un negocio es una empresa, sea cual sea su tamaño o su ubicación. Gestionarlo es hacer que funcione en el día a día. Dirigirlo es pensar en el futuro, en conseguir crecer lo suficiente para mantenerse en el mercado.

Emprender, crear un negocio local, es empezar un camino que debe llevarnos a conseguir nuestros objetivos.