Nuevas normas en materia de empleo.

Según nos informa el Inaem, los principales cambios legislativos son:

  • En la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016.:
    • La revalorización de las pensiones públicas con carácter general para 2016 se fija en un 0,25 %.
    • El límite de pensión pública en 2016 se establece en 2.567,28 euros/mes o 35.941,92 euros/año. Se fijan los importes de las cuantías mínimas de las pensiones.
    • La normativa relativa a las bases y tipos de cotización de los distintos regímenes de la Seguridad Social, en el Título VIII (arts. 115 y 116).
    • Se demora hasta 1 de enero de 2017 la entrada en vigor de la ampliación a 4 semanas de la duración del permiso por paternidad (disp. final 11ª)
    • El Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) se mantiene para 2016 en los mismos términos que en ejercicios anteriores (disp. adic. 84ª): 532,51 euros/mes y 17,75 euros/día.
    • El interés legal del dinero se fija en el 3% y el de demora en el 3,75% (disp. adic. 34ª).
  • El Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aporta los siguientes cambios:
    • En el Título I «Normas generales del sistema de la Seguridad Social» se incorpora un Capítulo VIII, dedicado a la regulación de los procedimientos y notificaciones en materia de Seguridad Social.
    • En el Título II «Régimen General de la Seguridad Social» se incorporan dos Capítulos para regular las particularidades aplicables a los trabajadores a tiempo parcial y a los trabajadores contratados para la formación y aprendizaje (Capítulo XVII) y los sistemas especiales  para empleados de hogar y para trabajadores por cuenta ajena agrarios (Capítulo XVIII).
    • Se dedica el Título IV a la regulación del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos,  y el Título V a la regulación de la prestación por cese de actividad.
    • A diferencia del texto anterior, en el que las modalidades contributivas y no contributivas se regulaban dentro de cada una de las prestaciones, el nuevo texto refundido crea un Título VI, específico  para regular de forma conjunta todas las prestaciones no contributivas.