Observar la empresa como sistema abierto nos ayuda a comprender su realidad

Muchos aspectos de la gestión empresarial pueden pasar desapercibidos en la gestión diaria de la empresa.

Y, sin embargo, comprender el funcionamiento de las empresas requiere reflexionar sobre los diversos elementos que la componen y las complejas relaciones que, entre ellos, se establecen.

[Tweet «Un plan de empresa debe contemplar toda la realidad y la complejidad de su #organización»]

La teoría actual de la empresa se fundamenta en la gran aportación que la Teoría de Sistemas ha permitido en esta área del conocimiento científico, tanto para describir la composición compleja de la empresa, como para entender su comportamiento y, así, facilitar sus procesos de control y de adaptación al entorno (Bueno, 1974 y 1991).

El concepto de «empresa como sistema abierto», aparece con López Moreno en 1971 y Bueno en 1974 (Salas,1995) y  es desarrollado en 1976-1979 por Bueno, Cruz y Duran (Bueno, 1993)

Bueno (1974), define el concepto de sistema sobre la base de la existencia de cinco condiciones básicas:

  1. Un conjunto de elementos.
  2. Una estructura del sistema (conjunto de relaciones).
  3. Un plan común (conjunto de objetivos).
  4. Unas funciones características (funciones de transformación).
  5. Un conjunto de estados o situaciones observables del sistema.

Por lo tanto, podemos definir un sistema como “conjunto de elementos ordenados según una estructura y relacionados para cumplir unos objetivos, según unas funciones características y cuyo logro se puede conocer a través del análisis de estados del sistema.” (Bueno Cruz y Durán)

En este contexto, la empresa puede definirse como un sistema socio-técnico abierto, compuesto por una serie de subsistemas que se interrelacionan entre sí.

El sistema de empresa es abierto, ya que actúa relacionando las entradas de recursos desde el exterior de la empresa (inputs) en salidas hacia el entorno que generan valor (outputs)

La empresa como sistema abierto, en relación con el entorno

La empresa como sistema abierto, en relación con el entorno.


La empresa, como sistema, consta de cinco subsistemas (Bueno, 2004):

  • Subsistema básico:
    • Sistema técnico, o aspectos técnicos y económicos que nos permiten generar valor. Consideramos la tecnología, la forma de organizar el trabajo.
    • Sistema humano: aspecto social de la empresa. Es el conjunto de las personas con todas las interrelaciones y complejidad de gestión que los grupos humanos conllevan.
    • Sistema de dirección: Responsable de la toma de decisiones tras haber considerado la información disponible, y de transmitir estas al resto de los sistemas de forma que estas decisiones se lleven a cabo.
  • Subsistemas interdependientes con el entorno
    • Sistema cultural: aspectos culturales o valores y normas que influyen en la organización y permiten cohesionar a sus miembros.
    • Sistema político: aspectos de poder o fuerzas que efectúan o afectan a los resultados de la organización.

La interacción de estos cinco subsistemas resulta determinante para el proceso de creación de valor.

Subsistemas que contiene la empresa como sistema

Subsistemas que contiene la empresa como sistema

[tagline_box backgroundcolor=»#f6f6f6″ shadow=»yes» border=»0px» bordercolor=»#323263″ highlightposition=»right» link=»http://www.marketreal.es/consulta-marketing-en-zaragoza/marketing-en-zaragoza/» linktarget=»_blank» button=»Para más información, reserve ahora su cita» title=»¿Le duelen las ventas?» description=»Podemos ayudar a mejorar su salud comercial. Hablamos de resultados.»][/tagline_box]