La confianza es una decisión sin la información suficiente, una intuición que marca nuestro comportamiento.

Estrategias de marketing

Estrategias de marketing

Parece, si juzgamos por la importante presencia de este concepto en la literatura académica más reciente,  que este es uno de los factores clave para explicar las relaciones a largo plazo, incluso entre empresas.

Ya no es posible comprender el éxito de una empresa analizando, solamente, cómo efectúa la gestión de su cartera de clientes.  Es necesario considerar un conjunto de referencia mayor que incluya, entre otras,  sus relaciones  con los proveedores. (Cambra y Polo, 2010)

Observando la serie de datos sobre inversión publicitaria y sobre la evolución del sector de las empresas de publicidad, son llamativos los cambios en el comportamiento de los mismos ante periodos de crisis económica.

La aparente fragilidad de las relaciones entre el anunciante y su proveedor de servicios (la agencia de publicidad o el medio, según los casos) ha provocado nuestra curiosidad y nos preguntamos qué factores son determinantes en la estabilidad de estos lazos profesionales.

El anunciante actual considera que ha asumido en los últimos años una mayor implicación y especialización en la gestión de la comunicación que hace su empresa. Por ello ya no delega todas las decisiones estratégicas respecto a la comunicación en otros (Benavides Delgado, Juan et al., 2010) sino que las asume de forma interna.

Mad Men, serie inspirada en el mundo creativo publicitario de los años 60

Mad Men, el mundo publicitario de los años 60.

Además, la situación de crisis económica tan larga y profunda como la que nos ha tocado vivir, ha provocado que las empresas trabajen por proyectos. Trabajando día a día y mirando mucho más que antes los presupuestos, la relación a largo plazo con los proveedores se complica.

Parece que la idea de mejorar conjuntamente, estableciendo relaciones a largo plazo, es una idea que no ha resistido los envites de la falta de recursos y la exigencia de resultados a corto plazo para asegurar la supervivencia de la empresa.

Esta situación hace que sea realmente complicado para las agencias de publicidad, consultoras de marketing o empresas de comunicación (es realmente difícil la clasificación en este sector) llegar a estabilizar los ingresos de forma que sea posible un crecimiento y una profesionalización óptimos.

[Tweet «Las relaciones a corto plazo no permiten mejorar a los proveedores.»]

En este contexto tan competitivo, donde la supervivencia es la ley tanto en los anunciantes como en las agencias, surge la necesidad de reflexionar sobre el concepto de confianza.De la confianza profesional que consigue que, aún en estas circunstancias, las marcas sean fieles a sus proveedores de ideas, a sus diseñadores de estrategias de marketing.

Cuando lo difícil no es sólo conseguir un cliente, sino mantenerlo…
¿Qué haría que un anunciante nos tenga confianza?

O, dicho de otra forma ¿Qué quieren las marcas, en realidad, de una agencia de publicidad?